PRAGA

"La grandeza inspira envidia. La envidia engendra rencor. Y el rencor genera mentiras." JK Rowling




EL RELOJ ASTRONÓMICO

En la pared sur del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Praga podremos encontrar el Reloj Astronómico de Praga, construido en la época medieval y con más de 600 años de funcionamiento, sigue dando la hora con precisión suiza. Es el reloj astronómico más antíguo del mundo y sigue en funcionamiento gracias a que siempre ha habido un relojero esperto al cuidado de sus mecanismos, Otakar Zámecník es ya el decimo sexto relojero encargado de mantenerlo en marcha.
El reloj ha tenido que ser reparado de importancia en 1865 y en 1945, esta última tras un bombardeo al término de la Segunda Guerra Mundial, pero tras estas reparaciones importantes podemos decir que el 75% de las piezas que lo componen son originales del siglo XV, lo cual habla de la maestria de los relojeros que lo construyeron.
Cada hora en punto, entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche, en el reloj de la Ciudad Vieja de Praga desfilan los apóstoles y cuatro figuras adicionales: el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte, representada esta última por un esqueleto que tirando de la cuerda marca el inicio del desfile. El primer apostol es San Pedro con una llave dorada y el último San Pablo con una espada y un libro.
Aunque lo más original del reloj astronómico de Praga se encuentra en su complicada esfera astronómica, que indica la posición y el movimiento de los cuerpos celestes en relación a Praga. Además, es el único del mundo capaz de medir la hora babilónica, según este horario, el día babilónico abarca el período de tiempo que va de la salida a la puesta del Sol. Lo cual hace que en verano la hora babilónica sea más corta que en invierno. El reloj astronómico de Praga sabe medir estas variaciones.



Un viaje, una ciudad con mucho encanto, desde sus casas, paisajes, monumentos....viaje muy bonito
Publicar un comentario

Entradas populares